25 remedios para la salud social y emocional

25 remedios para la salud social y emocional

Quizás te resulten un poco extraños los términos salud social y salud emocional porque siempre se nos habla de la salud física. Sin embargo, estar “como mandan los parámetros” es algo que va más allá de las típicas enfermedades. El bienestar social, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene que ver

Quizás te resulten un poco extraños los términos salud social y salud emocional porque siempre se nos habla de la salud física. Sin embargo, estar “como mandan los parámetros” es algo que va más allá de las típicas enfermedades.

El bienestar social, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene que ver con cómo nos relacionamos con los demás y las adaptaciones ante situaciones del entorno, como la educación, el empleo y los servicios.

La salud emocional funciona de la mano con la social porque es la manera en la que se hace frente al estrés y no se mezclan los problemas de la casa con los del trabajo.

Es afrontar las realidades que surgen con los de nuestro alrededor con madurez y gallardía.

¿Te ha pasado que conoces personas que no tienen amigos y por eso se deprimen más fácil? ¿Has conocido individuos que se rinden ante cualquier dificultad o pagan sus “piques” con su familia? De solo pensarlo, notarás que no son actitudes sanas para la mente y las relaciones sociales.

LISTÍN DIARIO toma 25 estrategias del libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” con el objetivo de que mejores tu salud emocional y tengas buenas experiencias con la social, porque de estas dos dependerá que evites enfermedades como el estrés, la ansiedad, la depresión… y de ahí surjan otras más difíciles de tratar.

01 NO CRITIQUES

El libro indica que si criticas a alguien lastimarás su orgullo y lo pondrás a la defensiva, por eso, lo recomendable es no despertar resentimiento en los demás, sino cambiar primero uno mismo, mejorar la energía propia y transmitir luego esas vibras a los que nos rodean.

Clave principal: se necesita carácter y dominio propio para ser comprensivo y capaz de perdonar.

02 APRECIA A LOS DEMÁS

El autor de la obra, Dale Carnegie, dice que no se trata de ser adulador, sino de reconocer las fortalezas de los demás y apreciarlas de forma sincera.

Él comenta que los pocos individuos que satisfacen honestamente esta necesidad, podrán “tener a los demás en la palma de la mano” y “hasta el sepulturero se apenará cuando mueran”.

Clave principal: piensa en las buenas cualidades de la gente que te rodea y da pruebas de una apreciación honrada y sincera.

03 COMPRENDE OTROS PUNTOS DE VISTA

El libro reseña que el medio más seguro para influir sobre el prójimo es hablar acerca de lo que él quiere y ayudarle a ver cómo puede conseguirlo. Exhorta a convencer de las ventajas de nuestros deseos y no a querer imponerlos, sino a dar ejemplos claros.

Clave principal: dejar de lado el egoísmo y tener en cuenta las opiniones de los demás con humildad y comprensión. Quien practica esto tendrá un gran éxito tratando con la gente.

04 INTERÉSATE EN LAS DEMÁS PERSONAS

De manera automática, el especialista considera que lo mejor es interesarse por la gente de manera natural y no sólo para querer agradar, sino para demostrar sinceramente aprecio.

Clave principal: anota las fechas de cumpleaños y felicita a tus conocidos, salúdalos con alegría y entusiasmo, hablarles por teléfono y toma en cuenta otros detalles según la personalidad de cada quien.

05 SONRÍE

No se trata de sonreír de forma fingida y superficial. Si así lo haces, los aspectos del lenguaje oral y corporal te contradecirían y los demás captarían en ti incongruencia y falsedad.

Clave principal: cuando no estés contento, ríe y estarás feliz, y si no funciona, háblate bien de ti mismo y ve las partes positivas de cada problema y de los demás.

06 RECUERDA EL NOMBRE DE LOS DEMÁS

Esto es importante para las personas a las que deseas influir. Para ellas, que menciones su nombre es el sonido más dulce e importante que puede escuchar. Procura no confundirlo ni escribirlo mal.

Clave principal: al conocer a alguien, si has escuchado bien su nombre, pregúntale nueva vez por este. Si es necesario, escríbelo después en un papel o en tu agenda para que no lo olvides junto a otros datos de la persona que te ayuden a recordarlo físicamente.

07 SÉ UN BUEN OYENTE

Una frase del libro que promete es “para ser interesante hay que interesarse”. Demuéstrale que comprendes de verdad su punto de vista. No juzques y vuelve al paso uno, no critiques.

Clave principal: aprende a ser capaz de ponerte en el lugar del otro y a ser capaz de ver las cosas desde donde ellos quieren y cuida tu lenguaje corporal, la expresión y el tono de la voz.

08 HABLA DE LO QUE LE INTERESA AL OTRO

Carnegie comenta que cuando se quiere convencer de algo a otra persona, conviene que te informes de aquellos temas que le interesan para poder hablar de ellos. Después, cuando surja la ocasión, le hablas de lo que deseas de él y te interesa a ti.

Clave principal: habla con la gente de las cosas preciadas para ellos. De esta manera te ganarás su corazón.

09 HAZ QUE EL OTRO SE SIENTA IMPORTANTE

Expresa tu admiración cuando haya motivos para hacerlo. Diles algo agradable y nunca olvides que cualquier elogio sincero siempre sirve. Sé cortés, amable, respetuoso, considerado y educado en todo momento.

Clave principal: suena cliché, pero es la realidad, hay que hacerle al prójimo lo que queremos que nos hagan. Haz que los demás te aprueben por lo que eres, no quieras oír falsas adulaciones, solo anhela una sincera apreciación.

10  EVITA LAS DISCUSIONES

Aunque tengas la razón las discusiones no sirven para modificar criterios. El ser humano necesita sentirse importante y mientras se discute con él, satisface ese deseo afirmándose bruscamente.

El libro cita una frase de Buda: “el odio nunca es vencido por el odio sino por el amor”.

Clave principal: Piensa que es mejor cederle el paso a un perro rabioso que exponerte a que te muerda por disputarle tu derecho a pasar antes que él. Ni aún matando al perro te curarías de la mordedura.

11 NO LE DEMUESTRES QUE SE EQUIVOCAN

Jamás digas a quien quieres conquistar que se equivoca porque es una falta de respeto a sus opiniones, según la autora del libro. Ve con cuidado porque puedes decir al otro que se equivoca con tu mirada, tono de voz, gestos… Esto dañaría su autoestima y la reacción normal es que quiera devolverte el golpe.

Clave principal: no empieces una conversación con frases como “te voy a demostrar que…”o “soy más listo que tú”. Lo ideal sería que si alguien tiene un juicio equivocado le digas “yo pienso de otro modo, pero quizá me equivoque, lo hago muchas veces… y si lo hago quiero corregir mi error, pero examinemos los hechos”.

12 SI TE EQUIVOCAS TÚ, ADMÍTELO

Todas las personas quieren sentirse importantes. Si tu aceptas que te has equivocado, la única forma en que pueden satisfacer su deseo de importancia es la de asumir una actitud magnánima.

Solo los tontos pueden tratar de defender sus errores. Hace falta carácter e inteligencia para admitirlos.

Clave principal: Cuando no tengas razón, admítelo. Cuando sí la tengas, trata de atraer suavemente y con tacto a los demás a tu manera de pensar.

13 MANTÉN SIEMPRE UNA ACTITUD AMISTOSA

Cuando tengas que tratar un tema conflictivo, empieza hablando de las cosas positivas que tienes en común con los demás y que te unen a ellos. Si el corazón de un hombre está lleno de discordia y malos sentimientos contra ti, no puedes atraerle a tu forma de pensar ni con toda la lógica del mundo.

Clave principal: convierte a tus enemigos en amigos. No puedes obligar a alguien a que piense como nosotros, pero es posible atraerlos a nuestras ideas si somos suaves y amables. Si regañas a alguien le conviertes en un ser enojado y resentido.

14 DESTACA LOS PUNTOS CON LOS QUE ESTÁN DE ACUERDO

Cuando hables con alguien, recuérdale los temas en los que están de acuerdo. No te centres en poner de relieve tus diferencias de opinión.

Por el contrario conviene que destaques que están reunidos para un mismo fin y que la única diferencia es de método y no de propósito.

Clave principal: utiliza el método socrático que consiste en hacer preguntas de forma que el interlocutor tenga que mostrarse de acuerdo.

Así se obtendrá una afirmación hasta que el adversario llegue a una conclusión que minutos antes había rechazado enérgicamente.

15 DEJA QUE EL OTRO SEA QUIEN HABLE MÁS

No hables demasiado para impresionar. Deja que el otro hable, hazle preguntas y permite que explique unas cuántas cosas.

Clave principal: escucha con paciencia y con ecuanimidad, mostrando un interés sincero.

Aliéntale a expresar del todo sus ideas.

16 SÉ MODESTO, PERO NO TE PASES

Destaca tus realizaciones con modestia para que evites los celos y la envida. Las personas verdaderamente grandes son demasiado grandes para perder tiempo en vanagloriarse de sus triunfos personales.

Clave principal: no confundas la modestia con la humildad, pero tampoco te excedas y sólo hables de tus logros o realizaciones.

17 UNE A LOS DEMÁS A TUS IDEAS

Dale participación a los de tu alrededor en lo que inventes e involúcralos. Así ellos tienen fe por sus aportes.

Clave principal: en vez de tratar de que ellos acepten tus opiniones, será más útil aceptar sugerencias y dejar que opinen en lo que creen debe mejorar.

18 NO CENSURES AL INTERLOCUTOR

Con quien sostengas una conversación, se puede equivocar, pero no lo censures.

Mejor, plantéate expresarle algunos puntos correctos sin ofenderlo.

Clave principal: adquiere la capacidad de pensar siempre en términos del puntos de vista ajeno y de ver las cosas de cómo te gustaría que te traten a ti.

19 MUESTRA SIMPATÍA POR LAS IDEAS

Se trata de habituarte a mantener una consideración positiva incondicional, o sea, a tener en cuenta las motivaciones más positivas del comportamiento de los demás.

Se relaciona con el refrán “si ves que una hierba rompe el suelo para brotar, no pienses que quiere destruir el suelo, piensa que quiere vivir”, comenta el autor en su libro.

Clave principal: cuando los demás se comporten de forma que no te gusta, en vez de enfadarte, trata de buscar una forma de resolver el conflicto y buscar las causas de sus comportamientos.

20 SI TE EQUIVOCAS TÚ, ADMÍTELO

APELA A LO MÁS NOBLE

Todos tenemos un alto concepto de nosotros mismos y nos gusta que los demás nos vean como nobles, pero si quieres cambiar a la gente debes apelar a sus motivos más delicados.

Clave principal: la mayoría de la gente es honrada y suele reaccionar favorablemente si se le hace sentir que se le considera una persona honrada, recta y justa.

CINCO REMEDIOS BREVES

21 Muestra tus ideas con emociones.

22 Cuando nada más te dé resultados, busca nuevos retos en conjunto.

23 Si tienes que corregir a alguien, no le digas nunca “es horrible”, dile “mejorable”.

24 Haz que los defectos parezcan fáciles de corregir.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Videos Destacados